¿Qué son la Fisioterapia y la Osteopatía?

Ambas son ramas de la sanidad.

• La fisioterapia utiliza métodos físicos y manuales para recuperar, mejorar y prevenir problemas traumáticos, neurológicos, reumáticos, respiratorios, etc. en una zona determinada del paciente.

• La osteopatía es un método terapéutico que realiza un tratamiento global de la persona. Busca el origen del problema por el que se consulta teniendo en cuenta que toda alteración de una parte del cuerpo repercute sobre el buen funcionamiento de ella misma y del resto del organismo.

Un problema en una zona puede afectar a las demás. Por ejemplo, un dolor en un pie te puede hacer pisar mal y cambiar tu forma de caminar. Eso puede dar problemas en la rodilla, cadera, espalda…

Un fisioterapeuta-osteópata combina ambos métodos para obtener mejores resultados.

Partes de la Osteopatía


Este método se suele dividir en 3 partes que, en cada sesión, deben estar englobadas y aplicarse de forma conjunta según la necesidad de cada paciente:

Osteopatía Estructural: Se encarga de liberar y normalizar la columna vertebral, tórax y articulaciones de las extremidades.

Osteopatía Craneal: Se encarga de problemas de cráneo, cara y mandíbula.

Osteopatía Visceral: Se encarga de ayudar al sistema digestivo, ginecológico, pulmonar, cardiaco, renal y genital a mejorar su función.

¿Qué técnicas utilizamos?


Las técnicas de elección varían en función de las características del paciente (edad, sexo, enfermedades asociadas…) y la naturaleza de la lesión (estructural, visceral, craneal).

Métodos físicos de fisioterapia: Electroterapia de baja y media frecuencia, Ultrasonidos, Termoterapia, Crioterapia, Mecanoterapia, Vendajes Funcionales y Kinesiotaping.

Técnicas manuales de fisioterapia: Masaje terapéutico, de descarga, de Cyriax, tratamiento de puntos gatillo musculares, estiramientos, movilizaciones, ejercicios.

Técnicas manuales osteopáticas: Estructurales manipulativas y articulatorias, neuromusculares, funcionales y miofasciales.