Pilates

¿Por qué hacer Pilates?

Porque es un método de:

Reeducación postural: aprendes a mantener una buena postura y reconocer cuando está en una mala.

Trabajo muscular integrado y controlado: los músculos del cuerpo trabajan en conjunto, en cadenas. Aprenderás a reconocer esos grupos para economizar y hacer más fáciles y correctos tus movimientos.

Flexibilización articular: un cuerpo rígido es un cuerpo con dolores. Si sabes cómo flexibilizarlo te encontrarás mejor.

Equilibrio: postural y general de tu cuerpo.

En este método aprenderás cómo se mueve tu cuerpo, cómo se debe mover, qué músculos deben trabajar a lo largo del día, en que posiciones debes realizar tú día a día. Es decir, aprenderás a hacer las cosas mucho más correctamente para así evitar lo máximo posible dolores y lesiones derivadas de la vida diaria o de la mala práctica deportiva.

¿Por qué mejor con tu fisioterapeuta?


Porque tu fisioterapeuta tiene gran conocimiento de la biomecánica, anatomía y fisiología del cuerpo humano.

Porque también tiene amplia formación en patología médica y sabe qué ejercicios debe hacer cada persona en función de su columna y posibles lesiones y/o enfermedades asociadas: hernias, protrusiones, artrosis, escoliosis, etc.

Porque si haces mal un ejercicio y trabajas con los músculos inadecuados puede que en vez de beneficiarte te perjudique.

Porque los fisioterapeutas sabemos si este método es el más adecuado para ti en este momento, si debes esperar o te conviene hacer algún otro tipo de ejercicio o terapia.